sábado, 20 de julio de 2013

La inspiración celta de Bécquer

El profesor Martín Almagro defiende que algunas de las leyendas que salieron de la pluma del escritor bebieron de la ideología ancestral de aquellos que habitaron Celtiberia
El profesor de la Universidad Complutense de Madrid Martín Almagro relacionó ayer las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer con elementos inspirados en el imaginario tradicional que procede y que refleja la mentalidad y la ideología ancestral de los celtas que habitaron la Celtiberia.

 
«Algunas leyendas y tradiciones, como las que recoge Bécquer, son restos de la literatura celta», ha subrayado hoy a Efe, antes de abrir en la Fundación Duques de Soria de ciencia y cultura hispánica un ciclo de conferencias sobre «celtas y celtíberos», con una conferencia titulada «Soria y la literatura celta».
Almagro ha analizado en su conferencia, desde una perspectiva celta, algunas de estas leyendas becquerianas y pasajes del poema del Mío Cid así como elementos de cerámicas celtibéricas del Museo Numantino que suponen «una narración gráfica» de la literatura que tenían los celtas en las tierras sorianas.
En su opinión, el análisis de estos elementos de origen celta permite comprender que su presencia en la mentalidad y en el folclore popular, de donde han pasado a la literatura castellana, es bastante mayor de lo que cabría espera de su práctico desconocimiento.

En el caso de las leyendas becquerianas, el conferenciante ha señalado que el Monte de las ánimas, uno de los títulos de las leyendas becquerianas, suponía en la cultura celta el lugar por donde las almas subían y bajaban de los infiernos el día de Sammain, la fiesta de los difuntos (1 de noviembre).
«Son tradiciones que han quedado en tierras que han sido profundamente celtas como las de Soria», ha subrayado.
Almagro ha asegurado que no hay testimonios escritos que hayan dejado los celtas, porque probablemente éstos no escribían sino que transmitían oralmente su forma de ver el mundo, «lleno de seres fantásticos y animados», como ninfas y tritones de las aguas, hadas, sílfides, seres sobrenaturales del aire, de los bosques y de las peñas.
El profesor universitario ha asegurado que están empezando a estudiar esta relación y ha subrayado que dentro de unos años se podrá decir «que la literatura castellana empezó mil años antes en la literatura celta»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada