lunes, 22 de julio de 2013

Márquez destroza el Sacacorchos

Motos
Es el primer debutante de MotoGP que triunfa en Laguna Seca; consolida su liderato en el Mundial

 Marc Márquez afianza su liderato en MotoGP
El adelantamiento que Marc Márquez realizó sobre Valentino Rossi en el Sacacorchos, la curva más famosa del Mundial de motociclismo, tenía un mensaje cifrado. Rossi acabó con Stoner en esa curva en el campeonato 2008.


Cinco años más tarde, el sucesor del italiano en el corazón de los aficionados ha ejecutado la misma acción. La que explica que alguien toma el testigo del divo anterior. Marc, como Valentino, tienen un aura especial. Hay pilotos buenos y pilotos con magia. VR46 dijo hace dos años que se veía reencarnado en la imagen de MM93. Es cierto. La alegría del campeón español es el plus de conexión con la genialidad que todo piloto necesita. No solo gana. Encanta. Ayer, en Laguna Seca, Márquez salió mal y comenzó una remontada que le elevó al segundo puesto tras superar al ídolo italiano en esa arena donde Stoner mordió el polvo hace cinco temporadas. La faltaba derrotar a Bradl, fugado desde la salida. Lo consiguió. Por supuesto.
Todo el mundo sabía que el pupilo de Alzamora alcanzaría al alemán y lo devoraría con esa ansiedad caníbal de los grandes campeones. Hasta Bradl lo sabía.

Busca el récord de Spencer

¿Por qué lo sabían todos? Porque Márquez tiene ese aura de icono que exige vencer o caerse. Nunca verán ustedes que el hijo de Juliá se esconde detrás de un rival, salvo que esa posición le asegure la corona en las carreras finales del año. El catalán atacará siempre. Solo sale a triunfar. Es tal su agresividad que no puede conformarse. Es tal su calidad para tumbar la Honda y adelantar que es imposible que permita que un adversario más lento mantenga su posición. Es tal su talento con las manos que superar a un enemigo es para él el juego de su vida. Por el interior en una corta recta, como anoche con Bradl, o arriesgándose a una caída como sucedió al dejar a Rossi atrás. Es diferente. Un astro.

Es un ídolo y solo tiene 20 años. Es un mago porque no deja de romper hitos. Ayer se convirtió en el primer «rookie» que vence en Laguna Seca, difícil territorio para los debutantes. Sumó su tercera victoria en su primera campaña en la cilindrada absoluta. Y consolidó su liderato al frente del cotarro.
El chaval persigue la gran plusmarca histórica: ser el campeón del mundo más joven de la historia. Spencer mantiene el récord desde hace tres décadas, al celebrarlo con 21 años, ocho meses y doce días. Márquez tiene 20 años (17-2-1993) y puede establecer ese hito esta temporada.
Rossi le felicitó al final de esta carrera. Le recordó el adelantamiento del Sacacorchos, realizado al límite del accidente. Lo mismo sucedió cuando el italiano superó a Casey Stoner en 2008.
La victoria de Márquez fue un homenaje a los amantes de este deporte. A los pilotos como el italiano Andrea Antonelli, que falleció ayer en un accidente sufrido durante la carrera del campeonato del mundo de Supersport en Moscú. Todo el Mundial de MotoGP se acordó del colega. Hubo un minuto de silencio. Y Márquez le brindó este triunfo. Es muy grande.
Pedrosa y Lorenzo ofrecieron una lección magistral de entrega y sacrificio por su profesión. Los dos españoles han sido intervenidos quirúrgicamente de sus clavículas hace unos días y ambos se presentaron para competir en inferioridad de condiciones. El título está en juego y su compatriota, Márquez, se les escapa de las manos. Pedrosa remontó, adelantó al mallorquín y obtuvo un excelente quinto puesto, once puntos de oro. Lorenzo consiguió la sexta posición, diez puntos igualmente importantes. Bautista se quedó con la miel en los labios. Cuarto, intentó quitarle el podio a Rossi, que aguantó el ataque final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada