lunes, 22 de julio de 2013

Una cuarta parte de las tiras reactivas de glucosa en envases colectivos están contaminadas

   Midiendo la glucosa de un paciente con una tira reactiva. (Instituto Aladriz) 
Las infecciones nosocomiales hospitalarias causadas por tiras contaminadas afectan a un 7% de los pacientes hospitalizados. El estrecho acceso de los viales multiusos facilita que pueda haber una contaminación cruzada manual de las tiras y los dedos. Las tiras reactivas no deben estar expuestas al ambiente.


Una de cada cuatro tiras reactivas para medir la glucosa en envases colectivos están contaminadas. Por eso es recomendable usar las que se presentan en formato individual por ser más seguras y tener un coste eficiente. Así lo advierte la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), que muestra los resultados de un estudio realizado durante seis semanas en un centro hospitalario para investigar la contaminación bacteriana en 148 tiras reactivas envasadas en frascos de 50 unidades. El resultado fue que el 25,7% de las analizadas presentaban microorganismos patógenos.Las tiras reactivas se usan para conocer los niveles de glucosa en sangreLas tiras reactivas son un método fácil de usar y muy fiable para conocer los niveles de glucosa en sangre, normalmente en los diabéticos. Consiste en el uso de una tira reactiva, una pequeña maquina medidora que se llama reflectómetro o medidor, y una gota de sangre del paciente.La SEFH recuerda que la prevención de infecciones nosocomiales –las infecciones contraída por pacientes ingresados en un recinto de atención a la salud– causadas por tiras contaminadas supondría un gran ahorro para los sistemas sanitarios. En España constituyen un gasto de más de 7.000 millones de euros anuales y afectan a un 7% de los pacientes hospitalizados.Los expertos de esta sociedad científica explican que el estrecho acceso de los viales multiusos facilita que pueda haber una contaminación cruzada manual de las tiras y los dedos, ya que, además, estos dispositivos pasan de una habitación a otra del hospital, por lo que recomiendan que se dispensen en unidades individuales que puedan administrarse sin ser tocadas. El formato individual previene su exposición a la humedad y a otras sustanciasEntre las pautas a seguir, recuerdan que las tiras reactivas no deben estar expuestas al ambiente, ya que esto puede influir en su mal funcionamiento.El formato individual previene su exposición a la humedad y a otras sustancias del exterior, garantizando su buen funcionamiento hasta la fecha de caducidad y minimizando así los errores en las mediciones a causa del mal estado de estos dispositivos. Asimismo, esta medición se debe realizar sin interferencias con medicamentos u otras sustancias, advierten.
Para la SEFH, los Servicios de Farmacia Hospitalaria, así como los de Medicina Preventiva y de Laboratorio, entre otros, deberían ser consultados con el objetivo de garantizar la seguridad en la medición, así como que todo el proceso sea lo más coste eficaz posible.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada