miércoles, 14 de agosto de 2013

El complejo origen del cáncer

Un estudio internacional, con participación española, descubre una veintena de procesos biológicos que causan las mutaciones genéticas de los tumores más comunes
El complejo origen del cáncer
FOTOLIA
 Imagen de una célula tumoral, atacada por linfocitos
 

¿Qué hace que una célula se altere y empiece a crecer de forma desorganizada en nuestro organismo hasta originar un tumor? La genómica nos ha enseñado que todos los cánceres se originan por la acumulación de mutaciones genéticas en el ADN de las células del organismo. Algunas de esas mutaciones están presentes desde el nacimiento y elevan el riesgo de esa persona a tener un tipo de tumor, pero lo más frecuente es que esas alteraciones genéticas no sean heredadas y se produzcan a lo largo de la vida de una persona. A veces, sucede por factores ambientales extrernos tan conocidos como el humo del tabaco o el amianto en el cáncer de pulmón o la radiación solar y el cáncer de piel.
Sin embargo, también hay factores internos que rigen ese proceso. Por eso la investigación del cáncer se centra en conocer qué ocurre antes de que se generen esas alteraciones en el ADN, buscando las huellas de losagentes causales del cáncer. Se trata de averiguar cómo evitar que surjan esas mutaciones y, cuando ya están en marcha, hallar el talón de Aquiles de este proceso. Ahora, una nueva investigación en la que participan equipos científicos de 14 países, entre ellos españoles, ilumina este camino con nueva y valiosa información. Han identificado más de 20 procesos diferentes que explicarían la mayoría de las mutaciones implicadas en los treinta tipos de cáncer más común, entre ellos el cáncer de mama, de ovario, próstata, páncreas, leucemia...
Para lograrlo, el Consorcio Internacional del Genoma del Cáncer ha investigado 7.042 genomas de pacientes. La investigación se presenta en la revista «Nature» y ha sido coordinada por el Instituto Sanger. En España ha sido dirigida por Carlos López-Otín, del Instituto Universitario de Oncología de la Universidad de Oviedo, y Elías Campo, de la Universidad de Barcelona .
Se trata del análisis más completo realizado hasta la fecha en busca del origen del cáncer. El estudio tiene profundas implicaciones para la comprensión de las enfermedades oncológicas, así como, potencialmente, para su prevención y tratamiento.

Entre dos y seis firmas mutacionales

La información recabada muestra una vez más la complejidad y diversidad del cáncer. En la investigación, se han identificado muchas firmas moleculares distintas y cada tumor muestra varias de estas firmas, algunos hasta seis distintas. Por ejemplo, en el desarrollo del cáncer de ovario se requieren dos procesos mutacionales, frente a las seis que se necesitan en el desarrollo de hígado. ¿Eso significaría que cuánto más complejos sean serán más difíciles de tratar? «No necesariamente. En algunos casos puede ser así, pero no ocurre así en todos los tumores. La agresividad va a depender también de los genes concretos que sufren las mutaciones. Un tumor con pocas firmas mutacionales, generado por un número pequeño de factores externos o internos puede ser muy agresivo si esas mutaciones afectan a genes cruciales para impulsar los procesos de invasión y metástasis», explica López Otín a ABC.
Según el doctor Elías Campo este estudio constituye «un ejemplo de la nueva visión que puede ofrecer la secuenciación masiva y coordinada de genomas de diversos tipos de cáncer», lo que ha permitido «explicar el desarrollo genético y la historia de los cánceres analizados».
La aportación del equipo español al estudio ha sido la identificación de dos mecanismos fundamentales que causan mutaciones en la leucemia linfática crónica, de los que uno de ellos está relacionado con la edad y el otro con la reparación del daño en el ADN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada