viernes, 9 de agosto de 2013

El estudio de anatomía humana de Leonardo no tiene nada que envidiar a los escáneres


 Estudio de los músculos del hombro elaborado por Leonardo entre 1510 y 1511 (Leonardo da Vinci - Royal Collection Trust / © Her Majesty Queen Elizabeth II 2013) 
Una muestra compara el estudio del cuerpo humano que Da Vinci elaboró en el siglo XVI con escáneres y resonancias realizados con las últimas tecnologías.


El conjunto descubre la asombrosa exactitud con que Leonardo ilustró órganos, huesos, músculos, vasos sanguíneos y diferentes aspectos de la anatomía. Entre 1507 y 1513, el maestro renacentista diseccionó más de 30 cadáveres y llenó cientos de páginas con dibujos, documentación y observaciones.
Fotogalería
  'The foetus in the womb', c.15118 Fotos
Leonardo, genio de la anatomía
Casi 500 años después de su muerte, Leonardo da Vinci (1452- 1519) sigue revelándose al mundo (además de como artista, inventor y científico) como uno de los más geniales anatomistas de la historia. El avance en la tecnología médica, que ahora permite captar imágenes reales del cuerpo humano con lujo de detalles, no hace más que reafirmar el talento del maestro renacentista.Leonardo da Vinci: The Mechanics of Man (Leonardo da Vinci: La mecánica del hombre), en la Queen's Gallery del Palacio de Holyroodhouse de Edimburgo (Escocia, Reino Unido) reúne por primera vez los numerosos estudios de anatomía de los cuadernos de Da Vinci e imágenes digitales en 3D y escáneres de resonancias magnéticas realizados con las últimas tecnologías. El contraste descubre la asombrosa exactitud con que el artista e inventor representó el cuerpo humano al detalle.Comenzó con sus estudios con la ambición de dominar las formas del cuerpo, para asegurarse de que sus pinturas fueran tan "fieles a la naturaleza" como fuera posible. Pronto la misión artística se tornó divulgativa y Leonardo concibió la idea de escribir y publicar un tratado ilustrado de la anatomía humana. 240 dibujos y más de 13.000 palabras Entre 1507 y 1513 diseccionó más de 30 cadáveres, llenó cientos de páginas de sus cuadernos con documentación y observaciones sobre órganos, vasos sanguíneos, huesos y músculos y los dibujó como nunca antes se habían representado. A su muerte en 1519, la obra —entre papeles privados— no se había publicado y permaneció en un limbo durante cientos de años. Si hubiera sido divulgado en su día, el trabajo hubiera sido decisivo para el desarrollo científico. La ilustración anatómica de la época se encontraba todavía en una fase muy elemental.Cita casi todos los huesos del cuerpo y muchos de los grupos principales de músculosLa muestra —que se puede visitar en la capital escocesa hasta el 10 de noviembre— incluye 18 de estos grandiosos pliegos de anotaciones ilustradas conocidas como Manuscrito anatómico A y producidas en el invierno de 1510-1511. Las páginas contienen 240 dibujos y más de 13.000 palabras en los que Leonardo se refiere a casi todos los huesos del cuerpo y a muchos de los grupos principales de músculos. La rotación del hombro en ocho perspectivas Realizadas con escáneres y ordenadores, las imágenes comparan la fidelidad de las obras con capturas reales de la anatomía humana. Leonardo sale airoso del contraste con trabajos en los que representó como nunca antes la espina dorsal al completo, la complejidad de la estructura de una mano, los músculos del hombro y del brazo en ocho perspectivas que los documentan en rotación... Buscó ejemplos en los animales para intuir la posición del feto en el úteroLa exposición recopila ejemplos —como un vídeo en 3D que muestra un hombro precisamente en rotación o el ultrasonido de un feto en el vientre materno— que revelan la asombrosa precisión y la capacidad de observación e interpretación de Leonardo da Vinci aún cuando se basaba (como en el caso del feto) en disecciones de animales para intuir la posición del embrión en el útero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada