martes, 6 de agosto de 2013

El misterioso gato que visita la tumba de su dueño a diario

Dos años después de la muerte de su dueño, Toldo acude cada día llevar un regalo a la tumba donde descansa su amo
Siempre se ha dicho que los perros son los animales más fieles que existen. Prueba de ello es que es relativamente frecuente escuchar historias de cómo estas mascotas siguen a sus propietarios hasta hospitales, cuando son ingresados, y se niegan a abandonar las puertas del recinto hasta verlos salir por su propio pie.

Sin embargo, a partir de ahora, los perros van a tener que comenzar a compartir su fama con los gatos. O, al menos, con Toldo, un pequeño felino italiano que desde hace casi dos años vista a diario la tumba de su dueño.
Según leemos en el blog «Cerrajeros Zaragoza», todo comenzó en septiembre de 2011, cuando falleció Renzo Iozzelli, un hombre de 71 años que había adoptado a Toldo dos años antes, cuando el minino contaba con tan solo tres meses de edad.
El día del entierro de Iozzelli, Toldo decidió seguir a la comitiva fúnebre hasta el cementerio de Montagnana, un pequeño pueblo de la Toscana italiana, hecho al que nadie dio importancia, según contó su viuda al diario «Corriere Fiorentino». Sin embargo, cuando al día siguiente acudió al camposanto acompañada de su hija se encontraron con que el gato ya había visitado la tumba de su dueño, donde había depositado una hoja de acacia.

Desde entonces, este felino gris y blanco ha visitado prácticamente a diario la lápida tras la que reposan los restos de Renzo Iozzelli, donde ha depositado toda clase de «regalos» que encuentra en el camino que conduce de su casa hasta el cementerio. Ramas, vasos de plástico, pañuelos de papel o cualquier otro objeto sirve a Toldo para demostrar su cariño por el hombre que un día lo rescató de las calles.
La fidelidad de Toldo no solo ha servido para convertir a este peculiar felino en una pequeña celebridad en Montagnana, sino que demuestra una vez más que el amor y la lealtad de los animales no se acaba con la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada