domingo, 4 de agosto de 2013

Enseñar o no enseñar, he ahí la cuestión en «Juego de tronos»

Varias actrices de la ficción de HBO se han pronunciado al respecto de los múltiples desnudos que aparecen en la serie
Emilia Clarke caracterizada como Daenerys en «Juego de tronos»


Dice Harvey Keitel que «un actor siempre está desnudo en pantalla, aunque esté vestido», y quizás por ello no tuvo reparos en mostrarse tal y como vino al mundo en la película «El teniente corrupto». Pero no todos sus compañeros de gremio piensan igual, lo que choca con la nueva moda de perder el pudor ante la carne desnuda en la pequeña pantalla. «Juego de tronos» es uno de los casos más significativos. En la saga literaria de George R.R. Martin el sexo comparte protagonismo con la violencia y las intrigas de poder, y así se refleja también en la adaptación televisiva de HBO. «Quiero ser recordada por mi actuación y no por mis pechos», fue la frase que una de las actrices de la ficción dijo al equipo, negándose a desnudarse en más ocasiones. La cita la hizo pública la actriz Oona Chaplin (Talisa Maegyr en la serie y nieta del mismísimo Charles Chaplin) en una entrevista para The Telegraph, donde confesaba que ella opinaba igual que Keitel: «Si se hace de una forma bonita, de manera que honre la forma de la mujer, entonces siempre estoy feliz de verlo».
Sin embargo la frase en contra de los desnudos levantó el revuelo y comenzaron las quinielas por saber quién era la intérprete que la había pronunciado. La mayoría de las apuestas señalaban a Emilia Clarke, Daenerys en «Juego de tronos», una de las actrices que más desnudos había protagonizado en la primera etapa de la ficción. Clarke fue al programa de David Letterman con motivo del estreno reciente de su nueva obra en Broadway, en la que también protagonizaba un desnudo mientras el personaje tomaba un relajante baño. «No entiendo que la gente venga a verme por esa escena; pueden ir a Youtube y ver “Juego de tronos” y habrá mucho más de lo que verán en la bañera», comentaba Clarke. Aseguró que sus progenitores no estaban molestos con tanta piel visible, pero que a su padre le había costado al principio encajar esas secuencias. «No hay nada de lo que preocuparse», sentenciaba la actriz. Verdad o no, lo cierto es que a Daenerys se le ha visto mucho más tapada en la última entrega de la serie.
Natalie Dormer, otra de las actrices de la ficción fantástica (quien da vida a Maergery Tyrell), pasaba por España para promocionar el impactante final de la tercera temporada y charló con ABC sobre el tema. «Lo que más me gusta es que los hombres también se tienen que quitar la ropa. Es interesante para la serie. Aunque esas escenas nunca son fáciles, seas hombre o mujer», decía al respecto. Su compañera Natalia Tena (Osha, la mujer salvaje en la serie) se quejaba en una entrevista en The Independent de todo lo contrario: «Creo que es muy injusto que todas las actrices que conozco hayan tenido que enseñar los pechos. Todas las que conozco».
La última actriz del reparto en pronunciarse al respecto ha sido Natalie Emmanuel, que da vida a Missandei, la fiel sirviente que acompaña precisamente a Daenerys. «Yo no me avergonzaría en mostrar mi cuerpo. Es algo normal, estoy interpretando a un personaje así que para mí no sería un gran problema», dijo durante una entrevista al Daily Star. Para Emmanuel el sexo es tan natural que es lo que da «realismo» y «autenticidad» a la serie.

Las ficciones cada vez destapan más a sus actrices y siguen la moda de «Juego de tronos», «Spartacus» o «Roma», haciendo de la teoría de Keitel una realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada