miércoles, 7 de agosto de 2013

Gazpacho verde

Dificultad: Media
Temporada: Primavera- verano
Categoría: Sopas frías

Ingredientes

1 manojo de espinacas, 2 lechugas, 100 gr. de almendras, 2 huevos, 1 cebolla, 1 pepino, 2 pimientos verdes, aceite, vinagre, pan, sal


ELABORACIÓN
Si hubiésemos de hacer una relación con todas las variantes que hay de gazpachos, la lista sería harto prolija. Pero, aun a riesgo de equivocarnos, los gazpachos con denominación de origen son tres: ajoblanco, pimentón y el gazpacho liso o saltalindes. Entre los ragos que caracterizan a esta fabulosa creación andaluza, señalamos algunas. Es una sopa fría, nacida en las calurosas tierras del sur, y en la que entran, como ingredientes básicos, el agua, el vinagre, el pan y la sal; la adición de ajo, tomate, pimiento, cebolla, almendras, harina de habas y otros condimentos es lo que da lugar a las variantes.
Es comida (mejor, bebida) liviana pues contiene pocas calorías; no obstante, como dice Gregorio Marañón, "es una sabia combinación de los más antiguos alimentos fundamentales para la nutrición". Y Sancho Panza lo alaba cuando afirma "más quiero hartarme de gazpacho que estar sujeto a la miseria de un médico impertinente". Alimenta sin engordar pues sólo contiene las grasas del aceite, por lo que se puede concluir que de gazpacho no hay empacho.
De que su cama es baja y plebeya, tenemos sobradas referencias. Baste, como botón, la de Sebastián de Covarrubias. "El gazpacho es comida de segadores y de gente grosera, y ellos le debieron poner el nombre que se les antojó". Porque de entre las hipótesis que se bajaran acerca del origen de la palabra, creemos que ésta es la más acertada, ya que el inventor de un guiso tiene todo el derecho del mundo a bautizarlo como quiera. Francisco Rodríguez Marín, el Bachiller de Osuna, resume en este refrán la esencia del gazpacho: Gazpachito de pobres, de aceite, sal, cebolla y agua se compone.
Preparación:
1. Primero: Se lavan las hojas de espinacas y de lechuga. En una batidora se trituran conjuntamente echando de vez en cuando almendras peladas, aceite, vinagre y sal, además de un trozo de pan remojado y el agua necesaria.
2. Segundo: Una vez que esté bien hecha la mezcla, se pasa por el chino rectificándola de sal, de aceite y de vinagre. Cuando todo esté homogéneo, se introduce en el frigorífico.
3. Tercero: En el momento de servirlo, preferentemente en cuencos individuales, se acompaña con huevo duro finamente picado, cebolla, pimiento verde y pepino también picados muy finos. Estos ingredientes se pueden colocar encima del gazpacho o servirse aparte.

Temporada: Primavera- verano
Consejo: No debe servirse excesivamente frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada