domingo, 4 de agosto de 2013

La alergia a las picaduras de insectos está creciendo

Avispa
Una avispa, en una imagen de archivo. (GTRES)
Su incidencia es cada vez mayor y afecta ya a un 5% de la población. El clima cálido y seco del verano es el perfecto caldo de cultivo para los insectos. La inmunoterapia con veneno podría prevenir reacciones graves a las picaduras.



Están más presentes en verano, que es su perfecto caldo de cultivo. Los insectos pueden ser algo más que una molestia porque la alergia a las picaduras de insectos está creciendo y su incidencia es "cada vez mayor".Lo afirman expertos de la Universidad Americana de Alergia, Asma e Inmunología (Acaai, EE UU), que aseguran que esta alergia ya afecta a un 5% de la población. Además, exponen que, incluso entre 10 y 20 días después de sufrir una reacción alérgica a una picadura de insecto, la probabilidad de tener otra "sigue siendo de hasta un 70% en adultos y de un 30% en niños".Ante ello, destacan su investigación realizada con inmunoterapia con veneno, la cual podría prevenir las reacciones graves a las picaduras. Este trabajo, que ha sido publicado en la revista científica de este centro universitario Annals of Allergy, Asthma & Immunology, expone que este tipo de tratamiento podría hacer que las personas alérgicas a los picotazos de los mosquitos tengan menos afectación por los mismos.Las picaduras de insectos pueden ser mortales en algunos de los casos más gravesAsí lo exponen los expertos con motivo la temporada estival, en la que el clima cálido y seco "es el perfecto caldo de cultivo para los insectos", cuyas picaduras pueden ser mortales en algunos de los casos más graves.A juicio del autor principal de la investigación y miembro de este centro universitario norteamericano, el doctor David Golden, la terapia presenta "no siempre cura la alergia a las picaduras de insectos" pero, en su administración mediante inyecciones, "casi siempre puede prevenir reacciones graves".Añadido a ello, el especialista sostiene que el tratamiento, "por lo general, proporciona inmunidad de larga duración incluso después de suspenderlo". Sin embargo, reconoce que la inmunoterapia con veneno "no elimina completamente el riesgo de una reacción alérgica a las picaduras de insectos".De cualquier forma, y a pesar de que "casi todas las reacciones que ocurren son suaves", subraya que la protección "entre en vigor tan pronto como se alcanza la dosis completa". Así, ésto se produce "a los dos tres meses de tratamiento", concluye.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada