martes, 6 de agosto de 2013

Luces y sombras de Persia

Las fotografías de la iraní Shirin Neshat reflexionan sobre la identidad femenina en el mundo islámico

'Mi casa está ardiendo', 2012.
A principios de los 90, quince años después de haberse trasladado a Estados Unidos, Shirin Neshat (Qazvin, Irán, 1957) regresó a su tierra natal y se encontró con un país lleno de contrastes.


Bajo el régimen de los ayatolás, la población se había visto sometida a un estricto control en el que la expresión individual parecía algo imposible. ¿Era éste el destino final de un pueblo que, siglos atrás, había sido uno de los más cultos y refinados del mundo?
La reflexión acerca de esta cuestión se convirtió, de manera paradójica, en el tema principal de su obra artística y, décadas después, nadie duda de que Shirin Neshat es una de las voces más personales y comprometidas del arte contemporáneo. Ahora, la Fundación Telefónica acoge una exposición que permite entender las claves de su lenguaje plástico.
La veintena de fotografías y las dos videoproyecciones que ha seleccionado el comisario Octavio Zaya giran en torno a la idea central de la obra de Shirin Neshat: la formación de la identidad individual en el mundo islámico. El título de la muestra, Escrito sobre el cuerpo, podría ser también la descripción literal de algunas de sus obras, en las que la artista interviene caligráficamente grandes retratos fotográficos. El resultado es una actualización del arte tradicional persa, pero también un modo de subrayar la importancia significativa del cuerpo en las sociedades islámicas.

'Rapturse Series', 1999.
Una de las piezas más célebres es la serie de fotografías Rapture (1999), en las que podemos ver a un grupo de mujeres que atraviesan el desierto vestidas con mantos y velos negros. La identidad femenina es un tema central para Neshat, que ha reflexionado sobre él a través de la fotografía, pero también mediante formatos más narrativos, como la pieza de vídeo Zarin (2005). La obra, casi un cortometraje, recrea la soledad y el desamparo de una joven prostituta en el Irán de los años 50. La problemática sexual, pero también la anorexia y la angustia existencial planean sobre esta obra que puede verse en la exposición, y que Neshat posteriomente introdujo en su primer largometraje, Women Without Men (2009), que ganó el León de Plata en la Mostra de Venecia.
Ahora, esta selección de su obra plástica permite aproximarse a una realidad tan compleja como fascinante, y al trabajo de una artista en la que lo creativo y lo social parecen haber alcanzado una simbiosis prácticamente perfecta.
La exposición 'Escrito sobre el cuerpo', de Shirin Neshat. se puede visitar hasta el 1 de septiembre en el Espacio Fundación Telefónica (Calle Fuencarral, 3. Madrid) de martes a domingo de 10 a 20h.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada