lunes, 5 de agosto de 2013

'Chavela Vargas está en el lugar donde descansan y crean los genios'

 Entrevista a Rafael Amargo
Chavela, en 2006. | J.M .
Rafael Amargo dirigió el último documental en el que participó la artista
Hace un año que el cuerpo de Chavela Vargas murió pero la artista volverá hoy a subirse a un escenario. Lo hará en Ciudad de México, en un acto organizado por España (los dos países que le robaron el corazón) y gracias a Rafael Amargo, el bailaor que se bajó momentáneamente del escenario para ponerse tras las cámaras en su primer documental como director, 'El amor Amargo de Chavela' (se presenta en septiembre en España).


Escenas de este trabajo se verán por primera vez en México esta noche, primer aniversario de la muerte de Chavela, en un acto donde la música la pondrán, entre otros, La Negra Chagra, Inma Serrano o Los Macorinos, y las imágenes Amargo, un "loco maravilloso, como le llamaba Chavela" -confiesa su amiga y biógrafa María Cortina- que "la hizo revivir y disfrutar cada momento del rodaje".
"El documental me hizo mejor persona, dejar la frivolidad a un lado, tocar tierra y volar alto, es una gran responsabilidad ser el último transmisor de algo", dijo en conversación con ELMUNDO.es.

Pregunta- ¿Cómo recuerdas el primer encuentro con Chavela?

La vi en los festivales Madrid cuando cantó en el teatro Albéniz pero la conocí por Pedro Almodóvar. Luego, en 2009, me pasé cuatro meses seguidos en el DF, cuando trabajé en el campeonato mundial de baile de Televisa, y sentí la llamada de ir a verla a Tepoztlán. Desde entonces, casi todos los fines de semana de esos meses iba a verla. Eran charlas interminables, silencios mágicos que hablaban y estaban llenos de sabiduría, miradas eternas... Ahí sentí yo el amor amargo de Chavela, el que describí en el documental.

¿Cuándo decides que quieres rodarlo?

Salió así, sin más. Yo le dije, 'Chavela, debemos de ser generosos con el mundo, tú eres un ser elegido por los dioses, eres especial, la gente te quiere, debes de contar estas cosas en un documento para que el mundo sepa aun más quién eres, tú eres mágica Chavela', así se lo dije. ¡Y surgió!

Sueles decir que has aportado el elemento audiovisual al flamenco pero una película, ¿fue muy complicado?

No soy realizador de cine, a mi me gusta contar historias para que quede constancia y, con el tiempo, la gente puede evolucionar y tener soportes donde seguir divagando, viajando y creciendo humana y artísticamente. Realmente soy un cuentacuentos o un transmisor de historias y en este caso fue un acierto porque la protagonista tiene ella sola una película maravillosa.

¿Cómo fue el rodaje?

No tuvo ningún misterio porque ¡fue repetir lo que ella y yo habíamos vivido ya! Pero lo hicimos con gusto para ser generosos con vosotros.

Chavela te consideraba "un loco maravilloso" ¿tu a ella?

¿Sí? No lo sabía, quizás era porque recientemente había hecho El Quijote (risas). La verdad es que entre ella y yo había mucha locura cuerda, yo creo que si por un agujerito secreto cualquier mortal nos hubiera visto, hubiera pensado que éramos de otro planeta o habría tenido unas ganas enormes de estar en esas conversaciones nuestras. Jamás hubo una critica a nadie solo amor, amor con un toque de melancolía y tristeza.

¿Qué vamos a encontrar en el documental?

Un 'Hasta Luego'. Ella se despide de esta vida ahí, trasciende. Este documental es el puente y ahí está con Lorca, con Neruda, con los que mejor la entendían...

De hecho, tu misión en la película es llevarla precisamente una carta de Lorca. ¿Qué le escribe el poeta a Chavela?

La llama a la otra vida donde descansan y crean los genios. Ahí estará ahora.

En alguna ocasión has comentado que tienes pendiente un reencuentro con Chavela, la chamana, en Real de Catorce (un pueblo del norte de México conocido por los rituales indígenas con el peyote, un hongo alucinógeno). Cuéntanos.

¡Por supuesto! Eso me dijo antes de morir y debo hacer ese viaje, lo que pasa es que aún no me siento preparado, quizás sea un cobarde pero quiero sentir la llamada, encontrar a la persona con quien hacer ese viaje que, lo sé, cambiará mi suerte y mi vida y sanará mi alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada